Lo que comenzó hace años con un simple permiso al padre de la novia y un anillo bonito, hoy en día se ha convertido es todo un espectáculo. Un espectáculo digno de Hollywood, ya que son muchas personas quienes quieren hacer de este momento, un día único, original y para recordar.

Las pedidas de mano se han convertido en escenas propias de película. Es la máxima expresión de predilección hacia alguien y por si fuera poco, ahora también de originalidad.

Si tienes a una persona especial en tu vida y quieres demostrarle todo el cariño que sientes hacia ella y hacer una original pedida de mano, aquí te dejamos unos ejemplos.

De cine

Si tu pareja y tú os consideráis unos auténticos cinéfilos, ya son varias parejas las que han declarado su amor en la gran pantalla de un cine, en forma de tráiler o de videoclip como hizo Liam Cooper.

Liam dedicó 5 meses de rodaje para un momento que duró unos 7 minutos. Aunque los mejores siete minutos de sus vidas. Liam sorprendió a su novia Amy en el cine. Ella pensaba que iba a ver una película con sus amigos, cuando de repente, apareció su novio en la pantalla y le pide matrimonio con un videoclip con la canción Rude del grupo Magic.

Muy “dulce”

Aida Domenech, aunque también conocida como Dulceida, una youtuber muy conocida mundialmente, tuvo su gran pedida de mano en su Dulceweekend delante de miles de personas y de artistas muy conocidos como Carlos Sadness.

En el vídeo podemos ver como su novia Alba Paul, con la ayuda de todos los amigos y fans de Dulceida, le pide matrimonio arrodillándose y entregándole un anillo de oro blanco de 4 quilates para convertirse en mujer y mujer. Un pedida de mano que ha conseguido más de un millón de visitas en Internet.

148 pedidas de mano

Ray Smith, un chico de 30 años que vive en Reino Unido estuvo durante cinco meses pidiéndole matrimonio a su actual mujer mediante fotografías. Exactamente, 148 fotografías en la que él se hacía una foto con ella y sin que se diera cuenta, colocaba una tarjeta en la que ponía “¿Quieres casarte conmigo?”. Ella no se dio cuenta hasta que él le hizo la propuesta un día de navidad.

 

 

Competir con estas ideas no es tarea fácil, pero como nadie conoce mejor a tu pareja que tú mismo, seguro que encuentras la forma ideal. Pero espera, esto no acaba aquí. Una pedida de mano tiene que ser romántica y original, pero ¿y los anillos para la pedida? El anillo también tiene que ser elegido meticulosamente ya que va a ser el símbolo que represente ese magnífico día. El anillo irá en base al presupuesto de cada uno pero todos significan algo especial. Puedes elegir el pequeño solitario con un  diamante en el centro. O si lo quieres más llamativo, puede tener diamantes alrededor de la sortija. También puedes optar por que el diamante central tenga una forma determinada. Hay formas y tamaños según los gustos, al igual que materiales como oro blanco, oro, oro negro, oro rosado o una combinación de ambos haciendo un anillo doble, algo que se lleva mucho ahora.

 

Está claro que antes del “Sí quiero”  hay un gran trabajo por delante, la pedida de mano. Desde las palabras que se van a decir, las fotos, el lugar, la ropa, el anillo, la música y demás, tiene que estar planeado. Así que si tienes pensado pedirle la mano a tu pareja, empieza a trabajar en ello y ¡enhorabuena por el compromiso!