Según se acerca San Valentín, siempre nos asalta en la cabeza la misma pregunta, ¿qué le puedo regalar a mi pareja para sorprenderla? Lo cierto es que la típica caja de bombones de chocolate o unas zapatillas para andar por casa son regalos que ya están muy vistos y son poco originales.

Pero para que este año no os dejéis llevar por la primera idea que se os venga a la cabeza, hoy os traemos una lista con los mejores y más especiales regalos que le podréis hacer a vuestra pareja.

 

Colchas, cojines y almohadas

 

Si vivís juntos y queréis darle un toque original a vuestra rutina, una colcha romántica es una de las mejores opciones. Hoy en día existen miles de opciones en colchas y demás ropa de cama divertida y de temática amorosa.

 

Con el cuerpo de dos muñecos dibujados, con una frase romántica o con el dibujo de algo que tengáis en común, una colcha con unos cojines a juego es uno de los regalos más especiales que le podréis hacer a vuestra pareja.

 

Cigarrillos electrónicos

 

Si tu pareja está intentando dejar de fumar o, al menos reducir su consumo de tabaco, un cigarrillo electrónico personalizado puede ser la mejor opción para este San Valentín.

 

Los cigarrillos electrónicos para dejar el tabaco son una opción maravillosa, permiten que dejar de fumar sea una transición más fácil de lo normal. Además, si simplemente te molesta que tu pareja fume, puedes regalarle uno y dejar de darle besos a un cenicero, ya que los cigarrillos electrónicos no dejan mal olor en la boca.

 

Baraja de cartas

 

Aunque a primera vista pueda parecer un regalo de lo más soso, si somos un poco manitas y le dedicamos tiempo, conseguiremos un resultado brillante. La idea sería rellenar la parte de atrás de las cartas con mensaje de amor o con frases que solemos decir a nuestra pareja.

 

Con un par de anillas y haciéndole unos agujeros a las cartas lograremos tener un regalo original y único, que además será muy romántico porque nos recordará los buenos momentos que pasamos junto a nuestra pareja.

 

Sesión de fotos

 

¿Qué mejor que recordar vuestros mejores momentos juntos con una sesión fotográfica profesional? Una sesión de fotos puede ser un recuerdo imborrable que durará para siempre, además de un regalo original y único.

 

Las sesiones de fotografía no suelen ser muy caras y permiten retrataros a los dos en un entorno especial. Con una simple tarjeta con la información de donde será la sesión y un poco de imaginación, tendremos el regalo perfecto para nuestra pareja en San Valentín: un recuerdo juntos.